SOBRE MÍ

Les podría decir que soy fría hasta la médula, mientras vivo en un país cálido. Amante del chocolate caliente, la literatura clásica y las investigaciones periodísticas convertidas libro. Amante de la poesía punzante, esa que recita Cortázar, escribe Benedetti, y canta Sabina. Vivo al extremo porque un día todos nos vamos a morir y solo espero que si me muero sea de amor. Lo que no pueden pronunciar mis labios, lo plasmo con letras.

Que estoy en busca de mi verdadero yo, no de ese que quiero ser, no, sino de ese que realmente soy, sin tapujos, sin mentiras, quitándome todas las máscaras posibles, dejando expuesta la versión más pura y real de mí.

Puedo ser todo y a la vez nada.

Pero, como decía Lord Henry Wotton “Definir es limitar”, y tal vez no sepa quién soy.

Anuncios