Desde que no estás

Si tropiezo y caigo,
sea sobre ti
o quién quita
si sobre tu boca.

Anuncios

Pido que paren el mundo para bajarme desde que no estás

y que, al bajarme,

estés tú esperándome. Ojalá…

 

Que seas el sol que me encandile en verano,

el frío que me queme en invierno,

y en otoño, cada hoja que caiga de mi árbol.

Mi Zeus cuando un rayo me parta en dos,

mi Poseidón cuando la tormenta me envuelva en alta mar,

que seas el ojo del huracán.

 

Cuando al abismo me lance,

tú seas mi fondo.

Que, si llueve y me empapo,

tú seas la gota y el resfriado.

La roca y el agua que me golpee,

cuando salte del acantilado.

 

Que no seas quien haló el gatillo,

si a quema ropa, me disparan.

Pero, si me apuñalan,

quiero que tú seas la herida y el arma.

 

Que, si el río me arrastra,

tú seas el cauce.

Si mi barco se hunde,

me ahogue en tu mar.

Que, si tropiezo y caigo,

sea sobre ti

o quién quita

si sobre tu boca.

 

Pido que me regreses a la vida,

aunque, amor,

hayas sido tú quien me ha matado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s