Vete

Vete,

saca del armario tu indecisión,

llena la maleta con tus dudas,

y llévate también tus miedos (por favor).

 

Vete,

dame un beso en la frente

y márchate antes de que despierte,

mira que en mis sueños todavía me quieres.

 

Vete,

suave,

despacio.

Sal de puntillas,

como quien está huyendo,

sé sigiloso,

como quien está escapando,

como quien no quiere ser escuchado.

 

Vete,

rómpeme el corazón

(como el cobarde que eres).

Rómpeme el corazón

pero no dejes caer al suelo los pedazos,

no hagas ruido,

el silencio ya es ensordecedor.

 

Vete,

al salir,

apaga la luz,

cierra con llave la puerta,

y no dejes rastro de tus pasos.

 

Vete,

y no mires atrás.

 Recuerda que

puedes irte,

 pero no regresar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s