Te llamaré primavera 

En el momento más inesperado tocaste mi puerta una tarde de abril.

Para mi sorpresa,
venías a desordenarme la vida y el cabello.
Para tu sorpresa,
en mi corazón todavía era invierno,
lo recuerdo.

Todo afuera estaba cubierto de nieve y de polvo adentro,
la alacena y la leñera estaban vacías.
El frío era el principal huésped,
había calado hasta mis huesos,
había congelado hasta la recamara.
Disculpa tanto desastre,
pero no estaba preparada para tu llegada.

La llama de tus ojos dejó al descubierto tu intención.
Tus cálidas manos me advirtieron de la amenaza.
Derretirías el hielo,
soplarías la escarcha,
harías la tregua con la frialdad de mis vientos.

Tu sonrisa fue el candil que iluminó mi noche oscura,
mi abrigo fueron tus abrazos
y tus besos me condujeron a la hoguera.

Todo dentro de mi se empezó a descongelar,
creo que debo llamarte primavera.

Anuncios

11 thoughts on “Te llamaré primavera 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s